La Cartelería Digital termina con los mosaicos de papel en el sector inmobiliario

cartelería digital

¿Cuantas veces caminando por la calle te has parado a mirar las ofertas en el escaparate de una inmobiliaria sólo por curiosidad? Pisos, oficinas, nueva construcción, oferta de alquiler… El escaparate de cualquier inmobiliaria siempre ha funcionado como gran muestrario de lo que esa empresa nos puede ofrecer como agencia o promotora.

Las últimas tendencias del sector han confirmado que esta utilidad del escaparate ha quedado obsoleta: con unos simples toques de nuestro smartphone podemos acceder a un listado interminable de ofertas inmobiliarias en los numerosos portales online.

En este escenario que ya no es novedoso, la inmobiliaria a pie de calle lejos de desaparecer ha sabido adaptarse enfatizando sus principales valores diferenciales. El cliente pese a informarse e incluso tomar la decisión de compra por Internet, no quiere firmar un contrato sin poner cara a su interlocutor. Además el trato personalizado de un agente comercial nunca podrá ser sustituido por un portal recomendador.

El escaparate en el sector inmobiliario tiene unas funciones renovadas como cara visible del negocio y por fin una herramienta de márketing permite explotar todas las posibilidades al máximo: la Cartelería Digital.

El Digital Signage o Cartelería Digital es un canal comunicativo a través de pantallas Led instaladas en el escaparate o interior de tienda con el objetivo principal de captar la atención de potenciales clientes que pasan por delante del negocio.

El papel cobra vida y lo que antes era un conjunto textos y fotos inertes ahora son campañas audiovisuales que impactan a los viandantes y conductores desde la distancia. Campañas de captación de nuevos clientes donde se invita a entrar y preguntar a los agentes especializados. Presentaciones dinámicas de nuevas promociones. Presentar a los miembros del equipo para incentivar el potencial humano de la empresa. Mejorar el branding para destacar totalmente sobre la competencia. Incluso potenciar los canales web de la empresa para que en horario de tienda cerrada el escaparate siga vendiendo. Las posibilidades comunicativas e informativas llegan hasta donde alcance la creatividad.

La adquisición de una vivienda es posiblemente la mayor inversión económica que realiza una persona a lo largo de su vida. Por ello es considerada la compra más meditada y contrastada que vienen a realizar las familias. No obstante, los últimos estudios de neuro-marketing han acreditado que los factores racionales de la decisión de compra de una vivienda, sustentados en la valoración de los atributos que la estructuran (ubicación, tipología, calidades, diseño, superficie, precio, forma de pago, etc.), quedan condicionados en gran medida por la percepción emocional de la información y medios publicitarios que reciben los interesados por parte del vendedor, muy especialmente cuando la adquisición se realiza sobre plano y el producto aún no es tangible.

La cartelería digital en el ámbito inmobiliario, frente a la cartelería impresa estática tradicional, consigue generar una imagen de producto mucho más positiva, permitiendo ampliar el nivel de detalle (entorno, detalles, calidades, planos, renders, visitas tridimensionales, etc.) e incorporar a la información los elementos de marketing de identificación del cliente con el producto.

Un display informativo inmobiliario en escaparate o en caseta de ventas, con contenido diseñado a medida, en contraste con la cartelería estática impresa tradicional, crea un impacto veinte veces superior en la generación de interés por recabar información sobre el producto.

La inmediatez en la actualización de los contenidos y el ahorro total en costes de imprenta son otras de las múltiples ventajas que ofrece la Cartelería Digital para las empresas inmobiliarias.

Pantea es una empresa especializada en crear canales de Digital Signage para el sector inmobiliario. Como agencia de marketing desarrolla al máximo las posibilidades de este nuevo medio, digitalizando la tienda física para impactar al cliente potencial con el resultado de un incremento de ventas real.

Caminar por la calle y parar a mirar un escaparate inmobiliario ahora puede resolver mucho más que la curiosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *